PUNTOS CARDINALES (CARTA FINAL)

VI. CARTA FINAL AL MARINERO

   A algún caminante perdido hace tiempo le dijeron que sí había un camino. A ti, marinero, te aconsejo que no desistas en tu búsqueda pues a pesar de los tropiezos, conseguirás volar alto, firme y seguro. Llegarás a tu meta. Ciertamente no sé dónde se halla esta: ¿en el cielo o en la tierra? No me importa porque lo importante es que creas en ti, bucees en tu interior, crees tu día a día saboreando tus logros y errando en ciertos tramos de la travesía pues, ¿por qué no? Hasta en los peores momentos existe una enseñanza. Recuerda compañero: no existe el fracaso, sí existe el aprendizaje. Mal y bien; negro y blanco; oscuro y claro; todo ello construirá tu esencia.

Buen viaje,

B.©

 

POST SCRIPTUM*

Para ti lector, a quien el marinero desconoce y quién sabe si este (el marinero) para ti es conocido;

     Cualquier vía de entretenimiento y descubrimiento, como es la lectura, contendrá en algún momento piezas útiles para aquellos renglones que aún te quedan por escribir. No sabemos cuántos pero tampoco nos importa.

     El marinero tendrá un buen viaje y seguramente tú deseas acabar tu historia con un punto y final bien trazado. Habiendo descubierto herramientas que pueden servirte de ayuda, tú eres el que teje tu traje y, por tanto, aquel que las maneja. El resultado obtenido solo depende de ti.

 

* POST SCRIPTUM es una locución latina cuyo significado es después de lo escrito.

Anuncios

PUNTOS CARDINALES (IV)

V. O

Como en algún laberinto,

sin un camino marcado,

quieres hablar, tal vez gritar…

deseos de comunicar.

Resultado de imagen de laberinto de ítaca
” (…) En ti me venzo y salvo, en ti me encuentro”Laberintos, J. Saramago.

Si como única arma,

Sin embargo, usas tu voz;

dime: ¿qué harás para llegar

a todos y a todo lugar?

 

Busca vías permanentes,

Te aconsejo: sé constante,

escribe tú tus instantes.

El sonido es volátil.

Adecuadas relaciones,

midiendo la cantidad

sin descuidar la cualidad,

y siendo igual de importante,

lo que llaman modalidad.

 

Con mente humana hilvana

todos tus conocimientos

para así poder exponer,

con acierto, tus cimientos.

 

Como en todas las ciencias

si cambias el paradigma,

y así la interpretación,

el concepto de ese mundo

sufrirá modificación.

¿Positiva, negativa?

Diferente, tú lo has dicho.

¿Eso es bueno o es malo?

Yo lo sé: es lo adecuado.

B. ©

 

Parte de las ideas aquí contenidas han sido inspiradas por Grice y su Principio de Cooperación así como por la materia de Aspectos Discursivos y de la Comunicación que, sin dar siempre las buenas noches, te puede alegrar los días.

PUNTOS CARDINALES (III)

IV. S

Eme quiere ganar mil causas perdidas,

aunque la más perdida le habló de mí. (…)

M, Rulo y la Contrabanda 

Cama compartida convertida en cama vacía:

aproximación distante.

Eres como bala errante,

eres verso disonante,

ese agravante, muy hiante.

 

-Demasiado frío, muy poco calor- él decía.

Palabras que adivinan tus

miradas. No dicen nada.

Miradas improvisadas.

Caricias que saben amargas.

 

-¡Mi vida! ¡Tranquila!- el marinero balbucía.

Calma.

SIN RUMBO

B.©

PUNTOS CARDINALES (II)

III. N 

Despegue peligroso, aterrizaje forzoso, 

“-Lo sentimos, capitán, es usted el sospechoso.”

Pulsiones inevitables

ocultas en laberintos.

Hilos que cosen mitades;

puentes que unen abismos.

 

Tus sospechas infundadas,

mis mecheros y sus chispas

las que en ti provocan llamas.

 

Las agraces turbulencias,

que con miradas silencias,

constituyen las esencias

esas tuyas, esas mías,

esas nuestras…Permanencia.

 

Y esos atisbos de verdad

que jamás esconden maldad

se suceden. Fugacidad.

Vitalidad. Sagacidad.

 

Cascada de impresiones,

torbellino de sensaciones…

atropello a los corazones.

B ©

 

Continuará…

PUNTOS CARDINALES

I. 

Lunático empedernido, esquivo,

huraño bandido, de su propia guerra cautivo.

Tiene alma de niño con corazón de aluminio.

Cruentas batallas ya ha vencido.

 

Sueña conquistas, vive altanero,

y valiente es nuestro marinero.

Ahora viene su dilema

y, ¡qué gran problema!

 

¿Norte, este, sur, oeste?

P_20171115_103114_1_BF_p_1.jpg

 

II. E

Un astro llegando a (un) Marte.

Marte, que el universo conoce,

trata de orientarte:

 

“Ni una brújula, ni un guía,

tan solo vive esa vida:

Plena, sin cantos de sirena,

con los pies en esa Tierra.

Descubrimientos, sin cadenas,

Y otra cosa que no falte:

¡Pasión, amor y arte!”

 

(Continuará…)

B.©

NIÑO. ESPERANZA.

Se abre la puerta.

de una habitación.

Esta está vacía,

oscura y fría.

 

Tan vacía como quedó el fondo de su alma,

Tan oscura como aquellas últimas miradas,

Tan fría como esos abrazos de despedida.

 

Un niño corre por el pasillo,

descalzo, sin hacer ruido.

Con las luces apagadas,

con la luna reflejada

en el pasillo, en la ventana.

El viento le susurra; no obstante,

ese niño continúa.

 

¿Qué es lo que buscas?

Y  no lo encuentras.

¿Qué significa

( en fin)

esta partida?

En Fridays.jpg

Al fondo se ve el balcón.

La ventana queda abierta.

Y allá a lo lejos, en un rincón…

 

 

Pausa.

 

 

Interrumpe el fuerte viento.

Este mueve las cortinas.

¡Vaya paisaje! Suicida.

 

Unos pies desnudos,

 blancos, minúsculos…

sin cicatrizar (por su corta vida, ¿quizás?)

asoman.

 

La respiración acelerada.

con lágrimas entrecortadas.

 

¿Y ahora?

Silencio.

 

¿Y ahora?

Espera,

esperanza.

 

B ©

 

Crimen para dos

Minuto dieciséis del cortometraje:

decisión equivocada. Final del viaje.

 

Divisa una pistola, escucha un disparo,

aparece una bala. Muestran sus heridas.

 

Camisa ensangrentada, corazón agonizante,

cuerpo inmóvil, alma errante.

CRIMEN DE DOS

¿Las víctimas? Fueron dos: huésped y anfitrión.

También hubo veneno. Crimen. Alta traición.

 

B.

PEREGRINO

 

Copas rotas, vino tinto. peregrino.jpg

Locura transitoria, estado de embriaguez.

Paradero desconocido o destino equivocado.

Alas no le faltan y tiene pies para correr.

 

 

Adivina el dolor que esconden sus lágrimas.

Conoce la huella que dejan sus pies.

Intuye el sabor que desprende su aliento:

ácido, dulce, amargo o salado, ¿cuál es?

 

Un andén vacío y él espera el tren,

ese que no pasa o tal vez que pasó.

 

Algo escucha a lo lejos el peregrino perdido

y decide usar sus alas para cambiar su camino.

Entonces lo recuerda: ese es su destino;

sin embargo, ¿acaso está escrito?

 

B.

TÚ, HÉROE

Superman, Batman, Peter Pan, Robin Hood, Tarzán,

Spiderwoman, Wonderwoman, Power Girl, Jean Grey, Carol Danvers (Mr. Marvel)

¿Superhéroes? ¿Superheroínas? Eso nos dicen o, quizás,

nos hacen creer.

Maléfica, Capitán Garfio, Scar, Cipher o el Lobo Feroz…,

¿acaso estos no lo son también? Nos dicen que no pero,

¿no son defensores de su causa? ¿Puede ser esta, tal vez, una causa perdida por ser  bandera

de lo indefendible,

de lo imposible,

 de lo injustificable,

de lo inadmisible

de lo inviable

de lo…ilegal?

 

Volviendo a nuestros superhéroes: ¿A ti te gustaría ser uno de ellos?1495879593801

Mejor aún, quita el prefijo, deshazte del super-,

(mi instinto me dice que las cosas maravillosas no necesitan grandes nombres).

Además, ni capa, ni espada, ni máscara o antifaz,

ni poderes (ya te quité el super-, ¿recuerdas?), ni características de otro animal (esperemos que solo seas, y no solo eso, humano),

a pesar de todos estos obstáculos y mil más, ¿lo conseguirás?

B.

 

1487503773986
¿Y por qué no pueden ser estos animalitos unos superhéroes? Mucho tenemos que aprender de ellos.

 

¡VIDA!

Nunca me atreví con los versos, o tal vez sí y no lo sepas, pero todo en las sombras. Últimamente unos necesitaban ver la luz. Vean y, si pueden (espero), disfrútenlos:

Pasar por aquí, acaso sutilmente, sin molestar.

Tal vez te gusta lo fácil, tal vez prefieres esa inercia,

como si tu vida de piezas de ajedrez, que son movidas,

 se tratase.”- Disculpa, ¿juegas tú?” Permíteme preguntarte.

 

Indolencia, apatía, dejadez, quietud, pasividad…

Una vez más diré: “-Disculpa, ¿participas en el juego?

 

Y si la cuestión está en compatibilidad, encaje…

no lo sé, y sin embargo, siento que en mi armonía, mi caos

 y mi orden, mi euforia (o vehemencia) y también, sí,

mi sosiego, esa compatibilidad surge, existe.

 

Estructura contradictoriamente coherente” Derrida

nos anunciaría. No obstante, ¿qué importa una deconstrucción

si el centro de mí, pese a ser incompatible con algunos,

se une con esos y otros, con todos a la vez conformando

un (in)comprensible pero tan eufónico gran universo?

¿Acaso eso no es maravilloso? ¿Alguien puede negarlo?

 

Cuatro, dos, cuatro, seis…cada estrofa unos versos, ¿encajados?

*

Cierto es que he sido y soy más de ser un verso suelto;

aunque me uno a distintos, a otros, conformando piezas.

¿Piezas? Claro, piezas de ese puzle.

 

Nunca fui partidaria de inflexibles que no saltan

al vacío. No hay camino de rosas que valga pues

las espinas merecen la pena .

 

“Arriesga o no ganarás”, dicen algunos. Tópicos.

No me gustan, ni esos ni las frases hechas.  “-¡Artista!”

“-¿A quién?” “-¡A ti, de tu propia vida!”

 

Mira, no me gustan los extremos:

el todo o la nada,

el blanco o el negro,

el brillante o el mate,

el nunca o el siempre,

 

¿Perdona? ¿Quieres que me defina?

Ya veo que algo no has entendido.

Por última vez: fuerza, acción, combate, asalto, choque,

parada, golpe, caída, ataque, triunfo…en resumen:

                                   ¡(mi) VIDA!ESTA